viernes, 29 de junio de 2012

Nuria Nuy


FELICIDAD.

Naciste.
Llegaste.
Fragilidad de los versos,
Humildad transparente,
Fotocopiando la mente
En un sinfín de palabras.
Sensitivamente alerta
Esperaba tus labios.

Rozan los besos,
Cada estrella.
Sólo en ellas,
Tu compañía.
Placer de silencios
En tu arduo respirar.
Sencillo.
Elemental.

Tu cuarto,
Lleno de luz,
Empapelando las nubes.
En tus dedos
La calma,
En cada mañana…

Los sueños fueron,
Como caminos
Por recorrer.
Sólo tu andar
Me conduce.
Sólo tus manos
Contienen.

La felicidad ya no es un estado,
Sino un resultado.


MI LUGAR.

Pude terminar al fin
De tomar noción total
De que lo había encontrado,
Era éste el lugar!
El de la más pura reflexión
El de la calma corporal intensa
El de las tardes sin final en el cielo
Y las noches de extrema sensibilidad
El del tiempo sin tiempo,
Que tantas veces escribí,
El del amor real,
Que creía lejano, soñado,
Y paradójicamente irreal
El de los besos que pronuncian
Tu cuello pronunciado
El de las ropas sin ropas
Dejándonos descalzos
El del susurro del viento
Sereno en mis oídos
Era aquí, ese lugar…
Que plasma en cada tic- tac
Emociones arqueadas
Por intensidad
El que deja volar,
En impensada libertad,
Todos los gestos,
Todos “mis yo”
Los pasados ya sin peso
Sin sombra
Sin voz
En el instante,
Sin sentir su transcurso.
En cómo resbalan las gotas
En el sudor sin cansancio
En las manos agrietadas
En las raíces que echamos,
Aferrándonos…
Del aroma de cada pétalo
Nutriendo cada gota de oxígeno
Del encuentro entre silencios
Que formaban universos en esencia
Entre suspensos pronunciados
Del amor en los cantos de pájaros
Que volaron transportando sencillez
Y colgaron en tu alma
Interminables otoños de hojas naranjas
Y viento que lleva y trae
En cada soplo y en cada andar
Envolviendo los días.

El del sabor de la felicidad más pura.
Éste era el lugar
Es…
El lugar de la felicidad.


NUESTRO ESPACIO
 INFINITO.

Trenzados los sueños,
En cada una de tus muecas.
Tus sentidos
Flotan en el espacio.
La inmensidad
En cada inspirar;
La liviandad
En cada exhalar.
La melodía del campo
Del viento y el río
Entre flautas y campanas
Cubrió sensacionalmente
Nuestra relajación superior.
Desde tu espalda
A tu rostro
Inquietos mis ojos, mis manos.
En la pureza del aroma,
Que asoma y alcanza,
Audazmente acercan tus dedos,
La palma de tus caricias,
Y todas las mías…
La silueta,
Como arrugada,
En tu mar
Contempla tu soñar.
Navegar, es diferente
En estas aguas.
Naufragio sin sol,
Encuentros encendidos,
Anochecer entre tu voz,
Ritmos inquietos en tus pies.
Las estrellas fugaces,
Se esconden en tu cuarto.
Colgué la mía sin saber,
En la transparencia de tu frente,
En tus ideales nocturnos,
En los deseos remotos del desierto que madruga,
En la necesidad que nace cuando dejas morir las ansias
En las palabras amordazadas del pasado que no es,
En los silencios sin piedad del futuro añorado,
En el amor del presente conjugado en nuestros labios.
Tus pasos firmes y certeros,
Crearon nuestro espacio.
Sin fronteras, sin condiciones.
Infinito.


REAL.

Con la alegría de tu pecho
Con tus latidos a ritmo
Conjugando este presente
Único en la noche,
En el instante.
Hay aromas que el viento arrastra,
Mientras el ave construye su nido,
La melodía de los pichones lo conduce ciegamente.
Escoge el árbol.
Se posa.
Es libre.
Descansa.
Se nutre en compañía,
La calma del amor,
Nada queda oculto.
El sol va asomando,
Tímidamente,
Regalando calidez
Alimentando naturaleza y espíritu.
Cubre el campo,
Sin esfuerzo,
Sin prisa,
En plenitud.
Revive un pétalo,
Agudice el desierto,
Contempla espejos
De sabia pureza.

Apareces en la naturaleza de las cosas,
En todas las cosas de la naturaleza.
Porque es natural lo que sentimos, transmitimos.
Es genuino.
Espontáneo.
Real.



1 comentario:

Paseo LIterario - Nuria Manzo dijo...

Gracias gente linda!!!
A todos los que deseen darse una vueltita por mi blog http://paseoliterarionuy.blogspot.com.ar/
Saludos!!